miércoles, 1 de febrero de 2012

Interior

Y sigo caminando, sin mirar atrás. Con paso firme y pecho fuera. Pero sé, que en el fondo, soy frágil, cual bello jarrón ming. Y sin embargo, no dejo que otros, traspasen mis defensas con sus burlas e insultos. Me mantengo cerrado, firme. Pero todo es mentira. Máscaras que nos ponemos a nosotros mismos, para ocultar lo que somos de verdad. Y es que, aunque fingimos ser quienes no somos en realidad, siempre, en el fondo, sabremos, la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario